Contacta con nosotros en info@licreatura.com

CÓMO AFRONTAR LAS CRÍTICAS NEGATIVAS

CÓMO AFRONTAR LAS CRÍTICAS NEGATIVAS
septiembre 12, 2016 Fernando Macías Grosso

Hay algo de lo que ningún escritor está a salvo. Tanto los que comienzan en el mundo de la literatura como los que ya llevan un largo recorrido están expuestos a ellas. Y estas son, ni más ni menos, que las «críticas negativas».

Si conseguimos que nuestra obra se expanda por círculos ajenos por completo a nosotros, es muy probable que todas las opiniones que nos lleguen no sean del todo de nuestro agrado o no sean tan aduladoras como la de nuestros amigos y conocidos.

Pero no hay que preocuparse demasiado ni lanzarse directamente por el bote de antidepresivos en cuanto recibamos la primera de ellas. Nada de eso.

Podríamos diferencia claramente dos tipos de críticas negativas: la constructiva y la destructiva. Las dos son igual de válidas y por experiencia propia puedo decir que podemos aprender mucho de ellas. Ambas suelen lanzarse, principalmente, en foros y en redes sociales. Puede ser que no se nos referencie directamente y es por ello aconsejable que de vez en cuando nos demos una vuelta por estos foros y páginas donde valoran libros o hagamos una búsqueda por las redes sociales para encontrar del título de nuestro libro, por ejemplo.

Consideraremos una crítica negativa toda aquella valoración que baje de «notable» y «sobresaliente». Lo primero que tenemos que hacer si encontramos una crítica de este tipo es leerla con tranquilidad y analizar si es constructiva o destructiva y luego pensar cómo vamos a enfrentarnos a ella. Las críticas constructivas se diferencian de las destructivas porque valoran tanto los aspectos positivos como negativos. Las críticas destructivas se centran en los aspectos negativos, llegando incluso al desprecio de la obra.

Una crítica constructiva puede ayudarnos a seguir mejorando como escritores, por lo que no podemos perder la oportunidad de tomar nota de ella, analizarla y tenerla en cuenta para futuras obras o para la revisión de la misma en aquellos aspectos negativos que hayan reseñado. Si es posible, agradece a la persona que la ha realizado, aunque te haya «suspendido»; de esa forma creas un vínculo con el reseñador, y puede que le dé una oportunidad a tu próximo libro.

Por otra parte están las críticas destructivas. Suelen ser más difíciles de encontrar, pero surgirán tarde o temprano y será una señal de que tu libro está llegando lejos. La mejor actitud es leerla de manera crítica y ver si hay algunos aspectos que puedan tenerse en cuenta de la misma manera para futuras obras o por si hacemos una nueva edición de la misma.

No recomendaría responder ni dar las gracias a las críticas destructivas, simplemente podemos darle a «Me gusta» y poco más. Nunca deberíamos entrar en una discusión ni en una disputa por una crítica, eso jamás. Cada cual es libre de expresarse de la manera en la que considere oportuno por un producto por el que ha pagado o con el que ha buscado entretenimiento. Entrar en una discusión por una mala valoración de tu obra solo puede hacer que tu imagen como escritor se vea afectada.

Aprovecha este tipo de crítica para motivarte e intentar superarte o simplemente ignóralas si crees oportuno.

Como dice el escritor, guionista y locutor de radio José Guerrero Roldán: «Si el jamón y los langostinos no han conseguido gustarle a todo el mundo, ¿cómo lo voy a hacer yo?», o en este caso mis libros.

Para resumir, lo mejor que podemos hacer cuando recibamos una crítica negativa es ser analítico y valórala como herramienta para progresar y para motivarte, al fin y al cabo has conseguido que una persona lea tu libro, y eso merece el mayor de los respetos.

Fernando Macías Grosso

Maestro de Educación Primaria, escritor y director de contenidos de Licreatura. Fernando es un gran apasionado de la lectura y la escritura creativa. Sus novelas de intriga policíaca «El asesino de comparsistas» y «El asesino de comparsistas 2: Tras la máscara» han conseguido un enorme éxito.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*