Contacta con nosotros en info@licreatura.com

¿CÓMO SUPERAR EL BLOQUEO DEL ESCRITOR?

¿CÓMO SUPERAR EL BLOQUEO DEL ESCRITOR?
marzo 7, 2016 Fernando Macías Grosso

El temido bloqueo del escritor no es más que un periodo de tiempo en el que un autor es incapaz de iniciar o avanzar en su proceso de creación literaria. Es una circunstancia que tarde o temprano suele afectar a todos y cada uno de los escritores en mayor o en menor medida. Dependiendo de las circunstancias se identifican dos tipos de bloqueo: el bloqueo total o el bloqueo parcial.

BLOQUEO TOTAL

El bloqueo total es aquel estado que se produce cuando nos enfrentamos al papel en blanco -o a la pantalla en blanco del procesador de textos- y somos incapaces de escribir ni una sola palabra o nos es imposible contar nada que nos lance a teclear páginas y páginas. Es un proceso que identifico más con el inicio de una novela. Por eso, no es una buena idea sentarse a escribir sin, al menos, un punto de inicio que nos sirva para que nuestra historia comience a fluir.

Si estás en un estado de bloqueo total, intenta no desesperarte. No sigas poniéndote delante del teclado una y otra vez, puesto que no harás más que aumentar tu estrés e impedir que tus historias vuelvan a fluir. Piensa en la escritura como un río en el que hay épocas en que se seca; yo prefiero pensarlo como un barril de cerveza que hay que llenar o sustituir. Es por eso que debemos esperar a la lluvia o al repartidor de la cerveza.

¿Y cómo hacemos para que vuelva la lluvia o el camión de la cerveza?

Para llenarnos de cosas que contar necesitaremos llenarnos de experiencias. Si estás sumido en una rutina soporífera y poco estimulante, busca nuevos objetivos y rompe la monotonía en pedazos. Te propongo, por ejemplo, hacer un viaje. Explora lugares nuevos, visita a amigos que vivan lejos (hoy es probable que tengas a muchos viviendo en el extranjero debido a la movilidad exterior), haz un deporte nuevo o practícalo en sitios diferentes. Sal de la rutina y ten la mente abierta a nuevas historias.

Combina lo anterior con la lectura. Prueba a salirte un poco de tus géneros predilectos. Si, por ejemplo, eres lector de novela romántica, ¿por qué no pruebas a leer una novela de fantasía o un ensayo? Quizá puedan servirte de inspiración. Puedes probar también a empaparte de nuevas películas, series o grupos musicales. La clave está en estimular tu creatividad. Recuerda estar atento a cazar nuevas historias y ten a mano siempre tu libreta o cualquier cosa que te permita tomar notas. Prueba esto durante el tiempo que consideres necesario, y cuando te hayas llenado de nuevas experiencias es muy probable que tengas muchas historias que contar.

EL BLOQUEOPARCIAL

El bloqueo parcial o momentáneo suele ser más habitual, al menos en mi caso. Aparece cuando estamos sumidos en la escritura por completo y, de repente, ya no sabemos por dónde tirar y todo se detiene. Los personajes dejan de hablarte, la historia parece que no da más de sí y tu obra pende de un hilo.

En este caso no recomiendo grandes viajes ni experiencias muy prolongadas en el tiempo, ya que podrían provocar que nos separemos mucho de nuestra obra. Lo mejor sería romper la rutina, pero de forma más breve. A mí me funcionan mucho los paseos en solitario por lugares poco transitados, si es por alguna playa de Cádiz, mejor que mejor.

Puedes tomarte un día de descanso o, como mucho, un fin de semana. Salir a cenar, ir al cine o cualquier actividad que te sirva para desconectar un poco de la historia. Es muy probable que en cualquier momento tus personajes vuelvan a reclamar tu atención y te digan por dónde seguir. Esto, al fin y al cabo, no es más que una guía basada en mis propias experiencias y la de algunos de mis colegas; lo importante es lo que te funcione a ti. Si para ti es efectivo romper los bloqueos transitorios comiendo pipas sentado en un banco, pues ahí lo tienes.

Y a ti, ¿qué es lo que te funciona? ¿Sueles tener bloqueos habitualmente? ¿Qué sueles hacer para superarlos?

Fernando Macías Grosso

Maestro de Educación Primaria, escritor y director de contenidos de Licreatura. Fernando es un gran apasionado de la lectura y la escritura creativa. Sus novelas de intriga policíaca «El asesino de comparsistas» y «El asesino de comparsistas 2: Tras la máscara» han conseguido un enorme éxito.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*