Contacta con nosotros en info@licreatura.com

LOS NEOLOGISMOS: SU USO, ¿Y SU ABUSO?

LOS NEOLOGISMOS: SU USO, ¿Y SU ABUSO?
julio 15, 2016 Sara Díaz

Desde hace unos años estamos siendo testigos de cómo ha ido en aumento la tendencia de incorporar palabras extranjeras en nuestro vocabulario –neologismos–, sobre todo, voces inglesas –anglicismos–. Esto no es de extrañar si tenemos en cuenta que la lengua está en constante cambio, siempre mutando, siempre evolucionando. El lenguaje oral es el primero en advertir estos cambios y nosotros, como hablantes, nos dejamos llevar por la «corriente». Sin embargo, esta influencia anglosajona no es lo más recomendable para nuestro lenguaje escrito y para muestra un botón:

Sí, hoy todos somos muy cool, vestimos muy fashion porque nos encanta ir de shopping, huimos despavoridos de los spoilers, sobre todo si somos runners, aunque algunos prefieren ir al gym con un personal trainner que, nunca se sabe, puede que haya feeling y terminéis tomando un coffee o unos gins, eso sí, nada de ir a sitios low cost, porque no nos olvidemos: para ser cool hay que estar in y no out.

Definitivamente, cualquier filólogo, lingüista o persona relacionada con el lenguaje español aconsejará el uso de nuestra lengua siempre y cuando el léxico lo permita; es decir, hay palabras que no tienen traducción en nuestro idioma, como por ejemplo software. En casos como este es imposible usar su homónimo español (no existe), por lo que respetaremos la forma originaria de dicha palabra. Normalmente este tipo de palabras, debido a la imposibilidad de traducción, terminan siendo aceptadas y acuñadas por la RAE, como es el caso de web, blog… y se escriben sin ningún tipo de resalte –solamente con letra redonda–.  No obstante, software, al igual que el resto de palabras extranjeras –voces en latín, francés, etc.–, debe ir siempre en cursiva, denotando así su condición de extranjerismo.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿Somos más cultos por introducir neologismos en nuestro vocabulario o precisamente somos más incultos por usarlos?

Sara Díaz

Licenciada en Filología Hispánica, correctora de textos por vocación y de formación, colaboro en Licreatura con mis píldoras mataerratas.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*